Sextech

“Sextech”: el sexo que practicaremos en un futuro no muy lejano

“Sextech”: el sexo que practicaremos en un futuro no muy lejano 900 507 admin

Si te decimos que hay robots idénticos a tu celebrity favorita o a tu expareja, y dispositivos que hacen sentir las caricias de un modo cien por cien remoto. ¿Nos crees? De eso se trata el sextech.

Hoy en esta nota, te contamos por qué la línea entre el sexo real y virtual está condenada a desaparecer.

La unión entre tecnología y sexo, nos permitirá en sólo una o dos décadas, explorar universos íntimos aún difíciles de imaginar. Se estima que en 2045, uno de cada cinco jóvenes, tendrá sexo con un robot de forma habitual, según dicen los estudios.

Científicos, van incluso más allá y aseguran que, para entonces, serán más frecuentes las relaciones sexuales entre humano y androide (o ginoide, cuando tengan aspecto de mujer) que entre personas.

Sexo en el futuro

Especialistas, indican que el sexo del mañana será cada vez más tecnológico, pero no sólo porque se popularizarán los muñecos con forma humanoide dotados de Inteligencia Artificial y sofisticados sistemas operativos.

Aseguran que, además, contaremos con la posibilidad de acariciar a nuestra pareja aunque se encuentre a cientos de kilómetros de distancia.

También se podrá imprimir en 3D una réplica exacta de los genitales de otro ser humano para después coordinar sus movimientos con una app móvil, o utilizar tecnología que nos haga sentir en nuestro propio cuerpo el orgasmo de varias personas simultáneamente.

Sextech

La unión entre tecnología y sexo, nos permitirá en sólo una o dos décadas, explorar universos íntimos aún difíciles de imaginar. Si los años 70 del siglo XX trajeron una nueva sexualidad y desafiaron tabúes, ahora se viene una revolución mucho mayor, una que se colará entre nuestras sábanas: la inteligencia artificial.

Sextech en Her

Un ejemplo muy claro lo podemos visualizar en la película Her, protagonizada por Joaquin Phoenix y Scarlett Johansson. En este film, es probable que sintamos emociones encontradas al visualizar la ardiente escena erótica entre Theodor (Joaquin Phoenix) y la robot Samantha (Scarlett Johansson): nos muestra con grandes dosis de emoción, la relación amorosa entre una persona y un sistema operativo.

Con un lenguaje muy íntimo y sensual, Theodor y Samantha se dicen cosas como: “Quiero tocarte la cara, los pechos, la punta de tus dedos”, “¿Vas a besarme?”, o “Puedo saborearte” y, por momentos, nos cuesta olvidar que Samantha no tiene sentimientos: solo es una máquina muy avanzada.

Sin embargo, no ha sido la única película que ha retratado el escenario de futuras relaciones entre personas y tecnología. Ex Machina (2015), Air Doll (2009) o algún capítulo de la serie Black Mirror constituyen otros ejemplos.

Robots sexuales

Aunque parece solamente ciencia ficción, ya existen en el mercado recreaciones que van por ese camino. Ya hay máquinas destinadas a relaciones sexuales como Harmony, la primera máquina erótica con Inteligencia Artificial, presentada en 2018 por la empresa Real Doll.

Se trata de una muñeca a tamaño real que vale alrededor de 14.000 dólares, capaz de hablar, de memorizar las preferencias de su compañero o compañera y de realizar prácticas sexuales como tríos o azotes con látigos, si es eso lo que nos gusta.

El futuro llegó hace rato, dice una popular canción. Tú ¿ya estás preparado para experimentarlo?

HotGo® es una marca solicitada y/o registrada por Claxson Media, LLC y/o sus afiliadas. Todas las demas marcas, logos y contenidos disponibles en el Sitio, incluyendo, Venus, Sextreme, Private y demas, se encuentran protegidos, son propiedad, o estan bajo licencia de Claxson Media, LLC o sus afiliadas. Todos los Derechos Reservados.